Entradas

Mostrando entradas de enero, 2009

Anoche me soñé muerta [cap. 2]

La abuela de Diego Santamaría era viuda. En sus buenos tiempos fue profesora de canto y organizadora de coreografías con las niñas de la única escuela que había en Pahuatlán: la escuela Leandro Valle. La abuela tenía fama de buena cantante por los registros melodiosos con los que entonaba los boleros rancheros. El gusto por el canto la llevó a agenciarse un gramófono con el que se pasaba tardes enteras acompañando la voz de los artitas con la suya. Ocasionalmente fue invitada a cantar en alguna boda o en algún bautismo. Se presentaba engalanada de blanco y con un sombrero de fieltro con un colibrí dorado bordado en la copa y entonaba, con poca voz pero con mucha alma, las canciones que la gente aplaudía.
«No canto bien, pero canto recio», presumía al público.
Estuvo a punto de cambiar el gramófono por un aparato que reproducía discos de setenta y ocho revoluciones, pero el negocio del café, heredado de su padre, le arrancó las intenciones y la obligó a esmerarse en los asuntos de la ven…

Anoche me soñé muerta [cap. 1]

La noche anterior Gloria había soñado que Pahuatlán ardía.
El incendio comenzaba en la falda del cerro de Ahíla y desde su ventana podía ver el resplandor del fuego comiéndose al pueblo. La gente se organizaba para detener las llamara-das; hacían una cadena humana y acarreaban cubetas con agua desde la fuente del parque hasta el barrio Unido. Los baldes pasaban de mano en mano intentando detener a la bestia embravecida que devoraba árboles, huertas y corrales.
El fuego había venido de fuera, de lejos, de otro sitio diferente al mundo.


Había entrado por el barrio de Chancalco colándose por las ventanas escupiendo llamaradas, derribando fincas, tumbando postes y dejando los cables eléctricos chicoteando encendidos.
Luego había subido hasta el panteón a desbaratar las criptas.
Arrancaba a los muertos de sus tumbas y les achicharraba los huesos; profanaba las lápidas y quemaba muertos viejos y recientes tiñendo sus llamaradas de un color azul violáceo debido al tuétano que servía de combustibl…