diciembre 17, 2015

uno de ellos



los he visto
solos
lastimando-lastimándose
 

necios en llevarse a los labios el delirio de las botellas
enmarihuanados hasta el olvido


conozco su calamidad
la tuve aquí
h
u
n
d
i
d
a
en mi pecho


siempre-mienten-siempre-mienten-siempre
mienten
siempre


tan ausentes son que llorar les es imposible
porque sus lágrimas serían lágrimas pasadas


los he visto
lamiendo el daño caleidoscópico que brota de sus porosos.pulmones

temblorosos, huyendo de sus duelos

los he visto
solos
dañando-dañándose
 

los conozco bien
soy uno de ellos.



edson lechuga

diciembre 10, 2015

territorios



el libro es un territorio
el cuerpo también
el cuerpo es el territorio de la esperanza, la avidez, el deseo, la mentira, el ansia
el libro del papel, la tinta, la letra, el símbolo

el cuerpo soporta como el libro
el libro recoge, acoge, protege como el cuerpo
el libro es por sí mismo una entelequia, una unidad
independiente de su contenido el libro es
incluso cuando está vacío
igual que cuando el cuerpo vacío está

el libro es un territorio imaginado
un territorio que no termina en tierra
un territorio que se expande
se desvanece
se disgrega
se deshace
se disuelve
se diluye
trasciende su forma hasta ser solo presentimiento

el libro es un territorio ingobernable como el cuerpo
pensar en ellos, juntos, es pensar en la fuga
porque los libros y los cuerpos no son definición sino tránsito
impulso, viaje, ganas de tentar lo que no se puede tentar

los cuerpos son penínsulas abiertas que transgreden sus orillas
los libros también
son cuerpos
que nos hablan de otros cuerpos que los tallaron, los besaron, los grabaron, los ungieron, los zurcieron, los pensaron, mancharon con tinta el papel como mancharon con semen la carne

el cuerpo es un hueco como el libro
una grieta donde buscarse y donde perderse
el cuerpo se sabe libro y el libro cuerpo

ninguno más territorio que el otro.


edson lechuga

diciembre 08, 2015

ciudad de olvidos



he recorrido las calles a golpe de aliento
a machete
a lengüetazos

conozco la ciudad como los armadillos conocen el monte
como las luciérnagas la oscuridad
estoy emparentado con la noche y su orgasmo.lunar
he recibido la redención entre las fieles piernas de una puta cualquiera
anodina
de nombre impronunciable y sin apellidos
sé del dragón.de.komodo porque late aquí
                                                             late aquí
                                                             late aquí:

                                                             a un palmo de mi corazón
aún lloro
las lágrimas siguen siendo mi compañía
aún siento
el eco sigue siendo mi destino

he encontrado mi lugar en esta narcótica ciudad de olvidos
 
                                                               aquí:
                                                               soy cristal

                                                               seré vacío.

Seguidores

Histórico