octubre 08, 2010

72 migrantes

Como mexicanos, nos llena de rabia y de vergüenza la reciente masacre de 72 migrantes en un apartado rancho del estado de Tamaulipas. Este altar, que pretende ser un acto de desagravio y de reclamo, se erige en honor de los 72 migrantes que murieron un negro día de agosto de 2010, y en honor de todos los que han caído sin que sepamos ni siquiera que alguna vez pasaron, soñando, por este México.Muchos de los que colaboramos en este sitio somos también mexicanos migrantes o hijos de migrantes. Es nuestra esperanza que tú también, visitante, migrante por este sitio virtual, colabores con tu presencia en este altar.
Gracias, y buen camino.

www.72migrantes.com



3 Milton Mateo Alvarado Villanueva
En la lista inicial de víctimas hondureñas de la masacre de 72 migrantes, a Milton Mateo Alvarado Villanueva le fue asignado el número tres. El tres es el número del hombre. Las extremidades de nuestro cuerpo son tres: cabeza, brazos y piernas. Los sentidos que tenemos en el rostro son tres: vista, olfato y gusto. Muchas filosofías están basadas en trinidades. Los mayas, los romanos y los chinos nombraron al tres mediante puntos, trazos o líneas horizontales. Son necesarios y suficientes tres puntos no alineados para determinar una circunferencia. El tres es el número del hombre. Si en numerología Milton hubiese tenido una personalidad tres, hubiera sido una persona expresiva, comunicadora, artística, sociable, creativa, con sentido del humor y capaz de generar ideas que pueden llegar a ser claves en las esferas del pensamiento. Pero no lo sé. Lo que sí sé es que hallaron su cuerpo junto a otros 71 cuerpos en San Fernando, Tamaulipas. Sé también que salió de Siguatepeque, Honduras, movido por un motivo hondo que lo llevó a dejar a su familia (Miguel Ángel, Orfilia), cruzar Guatemala, el sureste de México, el centro de México, el bajío, hasta que cien millas antes de la frontera murió. Lo que sí sé es que lo mataron, que era indocumentado, que trataba de llegar a Estados Unidos, que fue víctima del crimen organizado, que era, como ilegal, vulnerable ante los delincuentes y ante las autoridades, que no tenía dinero, que fue golpeado, humillado, que estaba desprotegido, abandonado. El tres es el número del hombre y Milton era un hombre. Como yo. Ni más ni menos. Yo ahora estoy escribiendo respecto a él y, sólo por azar, no es él quien está escribiendo respecto a mí.
Autor: Edson Lechuga
Foto: Ricardo Ramírez Arriola

No hay comentarios:

Seguidores

Histórico