octubre 21, 2010

Mario Vargas Llosa. Premio Nobel de Literatura 2010

Tras 20 años de no conceder el más importante galardón de las letras a un autor de lengua castellana [el último fue Octavio Paz en 1990], el Premio Nobel de Literatura 2010 es para Mario Vargas Llosa y algo habrá que decir al respecto. Habrá que decir, por ejemplo, que le fue otorgado por su cartografía de las estructuras de poder y sus imágenes mordaces de la resistencia, la rebelión y la derrota del individuo. Habrá que decir que es un artesano en lo que a estructuras literarias se refiere y que se ha movido por un puñado de géneros literarios:
Periodismo: publicó su primer artículo en la revista Caretas en mayo de 1960. Piedra de toque, columna donde trata temas sociales, políticos y culturales. Y en la actualidad escribe en más de una docena de diarios y revistas de diferentes partes del mundo.
Novela histórica: La guerra del fin del mundo, donde narra la Guerra de Canudos, acontecimiento histórico ocurrido en 1896 en el que se movilizaron más de diez mil soldados de diecisiete estados brasileños. Donde Antonio Vicente Mendes Maciel o Conselheiro, profeta y santón itinerante, recorre el estado de Bahía predicando la palabra de Dios, reconstruyendo iglesias y profetizando la llegada inminente del Anticristo. El sueño del celta, donde el irlandés Roger Casement denuncia los horrores del colonialismo en sus viajes al Congo Belga y a la Amazonía peruana [a la venta en noviembre de 2010].
Memoria política o diario de campaña: El pez en el agua, texto autobiográfico con trazos literarios donde aborda su periplo político en la candidatura a la presidencia del Perú en 1990 contra Alberto Fujimori [que, habrá que decirlo también, perdió].
Revista: Literatura, de la que sólo consiguió sacar tres números allá en Lima, en sus primeros años de escritor.
Teatro: La huida del inca [1952], La señorita de Tacna [1981], Al pie del Támesis [2008], por mencionar algunas.
Relato: Los jefes, su primer libro impreso, en Barcelona, por un grupo médico encabezado por el doctor Rocas y asesorado por el poeta Enrique Badosa.
Ensayo: García Márquez: historia de un deicidio [1971], Historia secreta de una novela [1971], La verdad de las mentiras: ensayos sobre la novela moderna [1990], Cartas a un joven novelista [1997], y un largo etcétera.
Y Ficción [dónde mejor se mueve, donde mejor se siente, donde mejor es]: La ciudad y los perros [1962], La casa verde [1966], Los cachorros [1967], Conversación en La Catedral [1969], Pantaleón y las visitadoras [1973], La tía Julia y el escribidor [1977], Elogio de la madrastra [1988], Los cuadernos de don Rigoberto [1997], Travesuras de la niña mala [2006], y otras varias que seguramente olvido.
Habrá que decir, además, que ciertamente es un hombre políticamente controvertido y que se autoexilió del Perú después de su derrota electoral; que se puede discrepar de su opinión política, pero de su tarea como escritor, no.
Habrá que decir que Vargas Llosa es un carpintero de las letras, un hombre entregado a la labor literaria, miembro de Academia Peruana de la Lengua y, al mismo tiempo, de la Real Academia de la Lengua Española. Y, en conclusión, habrá que decir que el Premio Nobel le es entregado a este hombre que escribe, a este gran escritor latinoamericano; es decir, a las letras latinoamericanas. Por lo tanto, este acontecimiento, no admite mezquindades.

Seguidores

Histórico