abril 23, 2012

gotas.de.mercurio [próximamente]

El bicho sintió mi presencia y enderezó la cabeza. Siempre he creído, sinceramente, que los gatos son los peores animales del mundo; éste que tenía delante, me miró con sus pupilas verticales y tuve la sensación de que con él ahí, echado sobre la maleta en mitad de la habitación, vigilando, era imposible siquiera dar un paso más allá del umbral.


No hay comentarios:

Seguidores

Histórico