abril 15, 2012

gotas.de.mercurio [próximamente]

La conocí unas semanas atrás pero a veces siento que la conozco desde hace años [pisando el asfalto de otras calles, sintiendo la sombra de otros árboles]. Llegó de noche, sola, jalando una maleta, con una cámara fotográfica colgando al cuello y cargando un gato. Supe su nombre inmediatamente después de verla:
―Soy Silvana ―dijo―, vengo a ver la habitación que alquilas.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Mucho bonito, carnal, mucho bueno.

Seguidores

Histórico