abril 12, 2012

gotas.de.mercurio [próximamente]

En la nuca de Silvana caben todos los besos,
los míos,
los que no he dado.
Aquellos que he madurado en mis labios y he protegido con minúsculos caparazones de insecto.
Aquellos que he guardado bajo la espiral de la voz, bajo el gesto milenario de la sonrisa.

No hay comentarios:

Seguidores

Histórico